miércoles, 6 de agosto de 2014

Coño: el innombrable en México


¿Por qué en México no tenemos un nombre de uso popular para el coño?


Picasso, 1972
Me llama poderosamente la atención que en mi país, México, en la intimidad o a nivel popular, el coño no tiene nombre. Hay algunas palabras que se consideran soeces para citarlo: panocha, pepa, raja; sí, raja; y cuando es inevitable enunciarlo, le dicen (yo, por supuesto, jamás), “la cosita”, sí, la cosa en diminutivo.


En la intimidad hay una fuerte reticencia a nombrarlo, y si no me creen, sólo recuerden sus momentos íntimos y verán que simplemente evitamos mencionarlo, nosotras y ellos, por igual. Si como yo, alguna nos atrevemos a mentarlo por el nombre comunmente aceptado en lengua española, o sea, coño, la cara de estupor en los oyentes es manifiesta, aun cuando intenten disimular.



Muchos desempolvan sus clases de anatomía y le dicen: vagina, pero están usando la acepción incorrecta, pues el coño no es la vagina, y vulva, en la intimidad suena a visita con el ginecólogo.



Curioso que en toda América Latina y en España se regodean, y juegan con múltiples denominaciones populares del coño, pero en México, no. Y me es imposible desentrañar el porqué, sin embargo, sí soy consciente del pudor que tenemos los mexicanos para hablar libre y coloquialmente sobre la sexualidad, y eso debe formar parte de la misma condición cultural por la que no nombramos al coño, me parece a mí. Algo que no tiene nombre es como si no existiera, lo hacemos casi invisible.



Preferimos recurrir al albur: frases de doble sentido con connotaciones sexuales, a partir de las cuales se entabla una especie de batalla entre dos contendientes. El que pierde es el violado, el rajado. Imposible no citar a Octavio Paz al hablar del alburero: “El vencido es  el que no puede contestar, el que se traga las palabras de su enemigo. Y esas palabras están teñidas de alusiones sexualmente agresivas; el perdidoso es poseído, violado, por el otro”.



Siempre he considerado el albur como un ejercicio adolescente y pueril, pues aun cuando parezca que reviste mucho ingenio, resulta repetitivo, simplón y obvio. No obstante, lo que sí trasluce es nuestra incapacidad para hablar o jugar con los conceptos e ideas sexuales de manera abierta y frontal.



Ahora bien, volviendo al coño y su trasfondo cultural: la raja, la rajada, el que se raja. Decía Paz: “El ideal de la "hombría" consiste en no "rajarse" nunca. El "rajado" es de  poco fiar, un traidor o un hombre de dudosa fidelidad, que cuenta los secretos y es incapaz de afrontar los peligros como se debe. Las mujeres son seres inferiores porque, al entregarse, se abren. Su inferioridad es constitucional y radica en su sexo, en su "rajada", herida que jamás cicatriza.



¿Es por eso que no nombramos al coño en la intimidad? ¿Porque supone una deshonra “ser una rajada”? ¿Porque no somos de fiar?



Nu couché, 1972, Picasso
Recuerdo cuando Miguel Sabido me envío una obra de teatro suya sobre la conquista de México para que participara en el papel de una española que le enseña su lengua a la Malinche, y entre las palabras que refiería a la indígena estaba ni más ni menos que la palabra para llamar eso que tenemos entre las piernas. Cuál fue mi sorpresa cuando leo que esta española de armas tomar, le enseñaba a la Malinche que en español se le denominaba, según la obra, ¡la cosita! Quiero pensar que Sabido sabe muy bien que en España se le dice coño o chocho, (en la Conquista ignoro si se le denominaba de otra manera, aunque nunca, seguro, segurísimo, “la cosita”), pero imagino que de manera inconsciente,  “le ganó”, como decimos en México, el pudor. No sé cómo habrán representado finalmente la escena, pues no pude participar.



No creo que la devoción religiosa explique el fenómeno, pues, en otros países también muy devotos, esto no sucede. Brasil es un buen ejemplo para usarlo a nivel comparativo. La primera vez que estuve en una playa brasileña me quedé embelesada con la aceptación y el gozo con el que las mujeres muestran y viven sus cuerpos. Y no me refiero solamente a las mujeres portentosas que se ven por todas partes, no, sino a las mujeres gordas, flacas, viejas, jóvenes, lindas y feas, que disfrutan su cuerpo con desparpajo. Su moral católica no les nubla la sensualidad ni los ritos de la seducción.



¿Entonces por qué en México nos cuesta tanto desprendernos de ese pudor paralizante? ¿Cuándo nombraremos en lenguaje coloquial una parte tan esencial de la sexualidad y de nuestro cuerpo como es el coño? Y le digo coño por ser el término universalmente aceptado en lengua española; porque en el cono sur de América, por ejemplo, el coño también es, "la concha".



Quizá sea una pérdida de tiempo tratar de entender porqué el coño es el innombrable en México. Quizá lo importante sea simplemente bautizarlo, y creo que darle un "nombre mexicano" al coño es labor de las mujeres; quizá las nuevas generaciones ya usan alguno que desconozco, me encantaría saberlo, aunque he preguntado y no he encontrado consenso de ningún vocablo.


Pero lo que está claro es que las mexicanas no somos unas rajadas ni una rajonas y que así como jugueteamos con las ideas e ironizamos con los conceptos, también podemos jugar con nuestro coño… ¡de manera gramatical!, aclaro, porque si digo “verbal” o “lingüística”, se convierte en albur… y a ver quién me responde...




40 comentarios:

  1. Independientemente de lo jocoso, si es increíble que se evite llamarlo como debe de ser. El problema es, ¿Cómo debe de ser?
    No había tenido la oportunidad de visitar tu blog, hoy lo hago con mucho gusto.
    Saludos!
    Carlos Eduardo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos Eduardo, lo curioso es que colectivamente, como mexicanos, no le hemos dado un nombre nuestro al coño. Un saludo

      Eliminar
    2. Claro que se le ha dado un nombre al coño Anita también versan los regionalismos, acá en Veracruz existe el más variado verbaje sobre la chocha, papaya, chiquitita, etc. el nombre existe por regiones claro y en general en México o qué tipo de nombre buscas descubrir? he escuchado nombres al coño que debería también ser en femenino pues en algunas partes de Veracruz así le llaman al ano y hasta en Maya tienen nombre para esa parte de la mujer, si se busca un nombre que se adecue a la Real Academia de la Lengua Española entonces dejará de ser mexicano. Adán Rivera Galán

      Eliminar
  2. Ana en un mundo patriarcal, donde todos los misterios de la mujer provocan terror, cómo no creer que las costumbres (que no todas son buenas) detienen el poder de nombrar una parte de la mujer, que nos provoca placer, dolor, amor, muerte, escozor, miedo, fobia y que domina al hombre hasta la brutalidad, como no acallarlo, lo peor de cualquier cosa es no tener nombre, para no invocarlo, no imaginarlo, no poseerlo, para no darle poder, nuestra sociedad esta dominada pro el miedo y más a la mujer. Tú lo sabes querida el poder que tienes de construcción y destrucción un camino bifurcado.... saludos ana la lucha de la hormiga en contra de la mosca, nos mantiene vivos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué interesante lo que dices, sí, claro, el miedo al coño. Y al no nombrarlo pretendemos deaparecerlo, borrarlo, disimularlo. Un saludo

      Eliminar
    2. El miedo puede que no sea hacia él mismo, sino a su poder alucinante que doblega, manipula o esclaviza.

      Amen que en la intimidad van sus nombres creándose al ritmo; de los deseos, de los miedos, de las pasiones que van dictando.

      Eliminar
  3. El problema aqui es que el pudor solo existe en la mente de algunos. Nuestro cuerpo es una maravilla sea como sea, flacos, gordos,bonitas, no tan bonitas , ya que todos tenemos lo mismo, claro los hombres lo suyo y las mujeres igual. Y algo tan singular y tan divertido para ambos sexos debe tener un "nombre propio" y estoy de acuerdo contigo que disfrutemos aun mas de lo que ya lo hemos hecho y que si, tambien le llamemos "COÑO". Saludos y un beso para ti guapisima pero ademas inteligente ANA.

    ResponderEliminar
  4. Si no hubieran mujeres que se llaman asi, yo le diría la gloria.

    ResponderEliminar
  5. De seguro los indígenas de acá ya eran así desde antes de que llegaran los españoles (tantas esculturas/dibujos de calaveras y ni una sóla Venus dan mucho de qué pensar). Añádele que de seguro los españoles que llegaron a colonizar México fueron de alguna región morisca hasta la médula de la madre patria. ¡Combinación ganadora!

    Por supuesto que el futuro no tiene que ser así y que podemos aspirar a muchas cosas pero ésas son nuestras dos arterias culturales y mientras más pronto lo reconozcamos más pronto vamos a caminar hacia donde realmente queremos ir.

    ¡Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que los españoles fueron los que infundieron esa idea de que es malo tener los cuerpos descubiertos o hablar de "la cosita" con la religion, los misioneros le dan ropa a los indigenas, mas no enseñan a lavar o les dan jabon y los indigenas contraian enfermedades, eso esta comprobado en muchas partes del mundo. Buen dia.

      Eliminar
    2. Visita Cacaxtla en Tlaxcala, encontrarás una gran variedad de figurillas de mujeres de amplias caderas, embarazadas muchas de ellas, con pequeñas ventanas que muestran a sus crias en formación; algunas de estas mujeres con grandes coños y otras no tanto, pero todas, todas lo tienen bien puesto.

      Eliminar
  6. Nunca habia entrado atu blog ana felicidades mujere gusto leer lo que escribes pero si me hiciste pensar en que es es verdad no hay en mexico palabra específica definida hacia
    El cono Thomas monroy

    ResponderEliminar
  7. interesante tema en nahuatl se le conocía como vulva f maneloani y en diversas regiones de nuestro pais tiene diferentes nombres y modismos como los que mencionas, yo creo que en general somos muy pudorosos pero poco a poco se ha cambiado esa forma de pensar y con tanta tecnología las fronteras han desaparecido por lo menos entre personas y es mas facil la interacción con otras culturas y personas. existe un libro llamado el gran libro de las vaginas asi como el gran libro de los penes, piernas y caderas. son libros que muestran fotografías de diferentes razas y formas..interesante revisar.. si se vale un articulo sobre el pene y senos seria genial recibe un cordial saludo y que tengas una linda tarde de letras.

    ResponderEliminar
  8. Pues si de plano nos ponemos albureros y pueriles se podría llamar "El Mechas". Saludos.

    ResponderEliminar
  9. " tuche " en Tabasco y a las tabasqueñas no les produce ningún conflicto pronunciarlo. creo que a los varones sí. las mujeres tabasqueñas viven y experimentan su sexualidad más libremente que en otras partes del país. me encantan. viví en tabasco 20 años.

    ResponderEliminar
  10. Recuerdo que antes le llamábamos 'pucha', ahora como que ha caído en desuso esa palabra

    ResponderEliminar
  11. Yo creo q es parte del tabu religioso íntroducido por nuestros colonizadores, pudor d nuestros ancestros? Lo ignoro y lo dudo! Los mexicanos somos d naturaleza muy expresivos! Tal vez no necesita un nombre en mexicano, y va mas allá d una emoción, expresión, inspiración! Tal vez en palabra solo sea un oh! u oh si! Jaja igual y no se necesita nombre para esa maravilla d la naturaleza, entre muchas otras razones por q se le identifica con la parte q da vida y se le santifica y ubica con la imagen materna q en México es imperativo su respeto por tradición! Si es contradictorio viniendo d un país tan creativo para la sexualidad, tal vez tenga todos los nombres, lo q si ! es q deberia d ser para la intimidad un nombre corto y sin mucha vulgaridad como *cosita* jaja, en fin! Muy interesante Ana! Como nos haces cuestionarnos! Un saludo con respeto y admiración ;-)

    ResponderEliminar
  12. Pucha era muy común hace algunos años. También se usaba Panocha.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la palabra correcta o alenos mas acertada pero las mujeres se asustan al oírla y la hacen " mala palabra "

      Eliminar
  13. Hola, Ana:

    Aunque siempre veo tus publicaciones en Facebook, es la primera vez que visito tu blog ¡Qué buena sorpresa leerte!

    ¡Un abrazo cibernético!

    ResponderEliminar
  14. Hola Ana muy interesante tu blog ;-). Saludos eres muy Hermosa :-*

    ResponderEliminar
  15. Por fin encuentro a alguien que concuerda conmigo en el hecho de que el término "vagina" hasta duele pronunciarlo; tal y como cualquier tecnicismo médico que apaga la llama incluso en medio de la más tremenda calentura.
    Y eso de que las mujeres pueden jugar con su coño de una manera "verbal" o "lingüística": ¡pago por verlo! (jajaja)
    Saludos Ana.
    Jaime Morales.

    ResponderEliminar
  16. HOLA ANA, EN MEXICO ESTAMOS TAN ACOSTUMBRADOS EN EL MACHISMO MAS ALLA DE UN SISTEMA PATRIARCAL, QUE A NUESTRA VULVA LA RELEGAMOS EN EL SECRETO DESPECTIVO SIENDO QUE A PARTIR DE ELLA SE ABRE LA PUERTA DE LA VIDA, PERO QUE TAL A LOS HOMBRES, SI QUE HAY UN NOMBRE Y YA NO PARA EL ALBUR PORQUE LO MENCIONAMOS PARA EXPRESAR UNA MOLESTIA CON UN :VERGA, Y SI LAS MUJERES DEBEMOS DE APRECIAR MAS NUESTRA VULVA Y DARLE UN NOMBRE COMO EN ESPAÑA, YA QUE AHI PARA TODO ES COÑO Y AQUI ES VERGA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sï, al no tener nombre popular es como esconderlo, como borrarlo

      Eliminar
  17. En Veracruz, es una palabra muy utilizada, una expresión para manifestar sorpresa, enfado, desesperación.

    ResponderEliminar
  18. En Yucatan le nombran "quesito"... haganme el pinche favor. Saludos hermosa Ana

    ResponderEliminar
  19. Felipe Ysunza Breña9 de agosto de 2014, 18:41

    Tendremos que inventarle un nombre bello para la intimidad, algo que pueda pronunciarse con la misma naturalidad que labios, ojos, muslos. A mí siempre me gustó "labios".

    ResponderEliminar
  20. AQUI EN SONORA SE LE LLAMA PANOCHA,,VOXPOPULI,,,,TE SALUDO ANA ERES BELLA Y ME GUSTA TU PENSAMIENTO,,,,,,, PEPE OSORIO.

    ResponderEliminar
  21. Hola Ana.
    Pues aqui en el Peru yo he escuchado algunas denominaciones de diferentes tonos respecto a esa parte femenina que tu haces mencion y que no puedo escribirla. Y no por exceso de pudor sino por la sencilla razon que mi teclado no tiene esa letra que va despues de la N (asi como tampoco tiene tildes. Asi que pido disculpas por eso)
    Pero bueno ,como dijo mi dermatologo: vayamos al grano.

    Recuerdo que cuando era un infante, me dijeron que esa parte femenina se le llamaba "palomita". Supongo yo que por ser una especie de femenino de "pajarito", que era como se le decia al pene.Ya cuando la mujer es adulta se cambia por "paloma"
    Despues tambien escuche que le decian "chucha". Incluso en la actualidad se puede escuchar a veces una frase vulgar en la que se nombra a la madre de la persona a la que se quiere ofender diciendo : "Andate a la chucha de tu m..."
    Esta misma frase tendria una variante con la otra denominacion que se suele decir en el Peru para nombrar a la chucha : "concha". Que ya usada en la frase de arriba creo que es mas comun escucharla en otros paises.
    Tambien se suele nombrar esa parte femenina como "chocho" que es un tipo de frejol que se consume en mi pais y que tiene una especie de raja en el centro y que en la parte superior presenta una protuberancia que se asemeja al clitoris. Creo que alguien comento arriba ese nombre y supongo que el motivo es lo que yo he explicado.
    Una variante de concha que usamos nosotros es tambien la de "almeja"
    Curiosamente en el Peru tambien se usa (y no es broma) el nombre de "cucaracha" para referirse a lo mismo. Aunque soy honesto en decirte que no le veo la similitud ni nada que se le parezca.

    Asi que ya te imaginaras que si en mi pais alguien recomienda tu blog la mayoria pensara que se trata de un blog relacionado con sexo o algo parecido.
    Esto me recuerda que hace un tiempo visito el Peru Daniela Romo y cuando termino su presentacion (todo esto por television nacional) el conductor le pidio que por favor describiera su vestuario, entre ellos una especie de tocado que llevaba sobre su cabeza, y Daniela explico que se llamaba chongo lo cual esto motivo muchas carcajadas en el publico presente porque para nosotros es mas comun usar esa palabra para referirse a un burdel. Ante el desconcierto de Daniela el conductor tuvo que explicarle lo que sucedia y entonces ella se contagio de la risa de todos y asi supero esa anecdota.
    Bueno espero haberlos "ilustrado" un poco con mi comentario.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  22. una vez escuché a una señora referirse a su "coño", como su "groseria", saludos.

    ResponderEliminar
  23. Alguna vez Cuca la llamo "Pucha Asesina" lo cual me encanta, ser asesina es dominio. Tambien panocha, lo cual me parece digno nombre Mexicano. Saludos cordiales Ana.

    ResponderEliminar
  24. Ana hay Una palabra coloquial Para referirse al Coño que aprenzdi antes de saber que el Coño era la vulva y/o clitoris que es : "Toto"

    ResponderEliminar
  25. Buenas tardes, buscando un libro me tope con este interesante tema. Soy de Guatemala y aquí estamos parecidos a uds, y creo que eso se debe a lo gran parecido entre las culturas de las dos naciones, vecinas y hermanas, por lo tanto ese pudor en Guatemala y en México mas bien creo que es doble moral. Aquí tiene varios de los nombres usados allá, pero hay uno en particular que me gusta mucho a mi en lo personal y lo digo sin miedo alguno tanto en la cama como fuera de ella y este es PUSA. también existen otros como; cuchara, cuca, cucaracha y el famoso "COSITA"... todos son tomados como vulgares, en cambio al del hombre se le puede llamar en publico sin miedo a nada como; pajarito, chilin (cuando se es niño) porque cuando ya estas un poco crecidito ya hasta pena da decirlo y entonces se usan nombres como; verga, talega, chile, paloma, pipe, palo. Pero si estoy de acuerdo contigo, que debe tener un nombre quizá regionalizado... yo me quedaría con PUSA

    Saludos Ana, muy interesante tu nota, un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Hola ana pues mira eno tabasco sureste de México se le dice "tuche" sin temor a nada ...hombres y mujeres ...y se comenta libremente. ..sin embargo por ahí me.comentaron que proviene de tuch o tux del palabra maya para denominar el.ombligo....lo que si es cierto es de que en tabasco no nos referimos al ombligo ..jajaja saludos.

    ResponderEliminar
  27. Buenas noches, soy brasileño y acá en brasil se as llaman de tentos nombres que a veces me quedo confuso, hay que preguntar a mujer como te gusta que la llamen, complicado pero en lo popular y sin ningun pudor, cada dia que pasa, vienen con nombre nuevo, claro que lo mas discreto es vagina, pero no es sensual dicer eso, tiene que ser mas picante, mas caliente, entonces sigue esas como uno pequeño ejemplo: xana, buceta, rachada, Mexilhão, peseguida, xavasca, peteca, tcheca, periquita, fofinha, docinho y una centenas mas, me guste de tu blog, desde ya un saludo. João Wolf.

    ResponderEliminar
  28. Las manoseaba
    08 de Octubre del 2011 - 23:04 Periodista
    La policía de la comisaría de El Agustino intervino al residente de Medicina, Angel Emanuelle Velarde Muñoz (25), acusado de realizar tocamientos indebidos en sus partes genitales a 4 pacientes del pabellón de Ginecología del Hospital Hipólito Unánue.
    Según los agentes, el jefe de seguridad del referido nosocomio Carlos Ruiz Valentín (40), denunció el hecho al tomar conocimiento de lo ocurrido por denuncia de las agraviadas, Yuriko T. D. (22), Diana L.C. (28), Lindi Castro G. (28) y Hely P. M. (24) de los pabellones B-1 y B-2. 'Apagó las luces para tocarnos', manifestaron.

    ResponderEliminar
  29. Hola, Ana. Interesante publicación reflexiva que has hecho.

    Soy salvadoreño y en mi país el nombre coloquial que usamos para la vulva es la pupusa o pupusita. La pupusa, como seguramente ya sabrás, es una de nuestras comidas típicas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  30. Hola!
    Yo soy lesbiana y con mi pareja disfruto nombrar a la vagina: la cotocha. Para nosotras, no es peyorativo; al contrario, es nuestro lenguaje y simboliza cuidado, amor y ternura hacia nuestras vaginas, tanto individualmente como en pareja.
    Saludos!

    ResponderEliminar