domingo, 7 de abril de 2013

CORRECCIÓN POLITICA: ¿HIPOCRESÍA, CHANTAJE O CINTURÓN DE CASTIDAD?

CORRECCIÓN POLITICA: ¿HIPOCRESÍA, CHANTAJE O CINTURÓN DE CASTIDAD?


Es habitual que se entienda la expresión cultura popular como acervo o folclor, distinguiéndola de cultura, a secas, la cual se entiende como expresión artística de calidad; calidad certificada por el principio de autoridad intelectual imperante. Sin embargo, cultura es el conjunto de las expresiones y el conocimiento creado por una sociedad. En México, cultura nos refiere tanto al folclor como a la obra de Octavio Paz, o de Eduardo del Río, Rius, así como a la invención de la televisión a color por el ingeniero mexicano González Camarena.
     Entonces, hablemos de las expresiones culturales y sus mutaciones en el tiempo. Empecemos no muy lejos, viajando sólo hasta la segunda mitad del siglo XX, para aterrizar en los barrios populares del D.F.
    Quien no se acuerde en México de Chava Flores (1920-1987), sólo tiene que repetir la pregunta que más de una vez ha oído por ahí: “¿a qué le tiras cuando sueñas mexicano?”, y enseguida nos viene al oído la música del estribillo de la canción más emblemática, de Chava Flores.
  
Salvador Flores Rivera, el “cronista cantor de la Ciudad de México”, no era solamente un compositor socarrón y divertidísimo, sino el símbolo de un tiempo que “no llegó para quedarse”, parafraseando a la inversa aquel eslogan de la estación de radio 6,20, que tocaba oldies, como se dice ahora.   
    Y yo me pregunto: ¿podríamos imaginar ahora a un cantante nacido en la Merced, barrio bravo por antonomasia; que trabajó en casi todos los oficios, o sea un milusos*; que vivió en casi todos los barrios populares del centro del D.F. y que retrató en sus canciones, como nadie, la picaresca de los habitantes de la capital con el lenguaje auténtico de la época, y subrayo auténtico porque era el suyo propio.  (Algunos cantantes hoy presumirán de cómo han “ascendido”, de “que vienen de bajo”, pero segurito que ninguno le canta a “Los frijoles de Anastasia”, aunque, eso sí, buscarán estar de moda en la televisión. Claro que hay honrosísima excepciones, como Lila Downs).
    Captar con infinita ironía al gorrón, a la interesada, al desobligado, a las putas y no ofender a nadie requiere talento, pero también de una sociedad muy distinta a la actual. Sí, no creo que sólo la invasión mediática haya afectado a las expresiones populares; también se vio desplazada por la propia sociedad; por nosotros mismos. A priori no digo que esto sea bueno o malo, pues a veces las cosas desaparecen y ya está. Pero mejor será ver qué hay por dentro de este fenómeno, porque yo como cucaracha que soy, me gusta meterme por todas las rendijas. ¡Cómo no!
    Para que luego no andemos quejándonos de que ya nadie hace canción popular y otras expresiones culturales, ¿por qué no nos hacemos una preguntas a calzón quitado**; total, nadie nos va a leer la mente?
     Vamos, pues, ¡valor!:
    A ver, en serio: ¿a quién le interesa hoy lo que se cuece cotidianamente en una vecindad: los quince años, las bodas, los gatos que maúllan de desamor, las taquizas?
    A ver, en serio: ¿a poco los defensores de derechos humanos se aguantarían sin chistar o poner una recomendación, la sátira que artistas populares como Chava Flores le cantan a las criadas respondonas en “Yo soy la criada”, por poner sólo un ejemplo?
  A ver, en serio: ¿a poco las mujeres aguantaríamos hoy que un señor tan burloncito, con ese bigotito divertido, nos dijera todas esas lindeces en “La Interesada” y otras muchas? (Ojo: a la cucaracha que esto escribe, la verdad, le matan de risa los chistes contra nosotras, sorry).
    A ver, en serio, cambiando de escenario cultural: ¿cómo se tomarían hoy los ensayos de José Vasconcelos (1882-1959) que defendía el mestizaje por sobre las razas puras en nuestro país. Muy pocos hemos leído a Vasconcelos; casi todo el mundo lo conoce como maderista, rector de la Universidad Nacional y secretario de Instrucción Pública, siendo uno de nuestros mejores escritores. Hoy, quizá, José Vasconcelos  sería reprendido moralmente por su opiniones. Ya no digamos por la momentánea simpatía que le inspiraron regímenes fascistas hasta que supo de los horrores del nacionalsocialismo. Es perfectamente válido criticar las opiniones de cualquiera, lo que no creo aceptable es amordazarlo.
    Y así podemos hacernos un montón de preguntas, pero la cuestión que realmente está en el fondo es: ¿no hemos desarrollado una piel demasiado delicada y ahora todo nos ofende? Pero ¿nos ofende de verdad o es mera corrección política, o sea, pura cursilería y autocensura heredada de estos tiempos hipócritas? Así les califico yo.,
     Y explico lo de hipócrita: por ejemplo, lo más pelado, picante o subido de tono que dijo Chava Flores en una canción fue en “Tú lo serás”, …tú lo serás.
 http://www.musica.com/letras.asp?letra=1609433  Las sutilezas y requiebros de Chava, hoy se considerarían hasta cursis.
    A ver, en serio: ¿a poco somos capaces ahora de reírnos de canciones con connotación sexual, sin recurrir al albur***,  o a las palabrotas? Me parece que hemos perdido esa capacidad; la capacidad de apreciar la sátira y el jugueteo de los artistas populares. Por un lado, porque nos parecen medio ingenuas, y por otro, porque nos ofenden: total, bien hipócrita la postura, o peor, un tanto de esquizofrénica, ¿no?  
   Somos incapaces de aceptar realidades terribles en el país, pero nos horrorizarían las palabras de José Vasconcelos si fuera un autor contemporáneo. Pues no sólo ponemos una mordaza moralina contra la sátira, sino también contra el ensayo no complaciente.
   En otras expresiones artísticas, pasa lo mismo. Recordemos los mordaces, hilarantes y valientes comics o tebeos de artistas tan grandes como el querido Eduardo del Río, Rius, con sus Agachados, sus  Supermachos y sus más de cien libros. La valentía y el talento de Rius, para darle la vuelta a la censura de la dictadura priista fue monumental. Afortunadamente, los moneros**** siguen la tradición y seguimos deleitándonos con sus críticas en tono de chanza. Pero la esquizofrenia puede llegar lejos, y sino, un ejemplo: he leído por ahí, la ¡increíble estupidez! de que uno de los personaje fundamentales de Rius,  Calzonzin, tiene connotaciones racistas hacia los indígenas. ¡¿Pero qué nos pasa?! ¡Hágame usted el rechingado favor! (Perdonen ustedes, pero me encabrono)
     Tampoco podemos olvidarnos de Gabriel Vargas con su entrañable Familia Burrón, y a mi muy querida  Yolanda Vargas Dulché, con la que tuve la fortuna inmensa de trabajar, creadora de Memín Pinguin, Rarotonga y muchos más personajes.   
      Justamente, Memín Pinguin, es ideal para ejemplificar el fenómeno de la locura que significa la corrección política imperante. ¿O es más bien un cinturón de castidad? En el 2005, Correos en México, sacó una estampilla conmemorativa de este personaje popular, un niño negro, travieso e inocente. Un grupo de afroamericanos, como se les dice ahora a los ciudadanos de raza negra en EU, pidió que se retiraran las estampillas por considerarlas ofensivas. ¡!!!¿What?!!!  Pues sí, no les gustaba el aspecto de este negro. Afortunadamente, Fox los mandó a  volar. Para que estuvieran contentos los afroamericanos, Yolanda sólo hubiera tenido que dibujar a un negro guapo, con rasgos de raza negra más suaves, ¡hágame usted el favor!
     Si seguimos por ahí, ya no vamos a poder hablar de nada, ni hacer ironía, ni crítica mordaz, ni sátira alguna de nuestra realidad, ni ensayos no complacientes. ¿Entonces, para retratar la idiosincrasia popular, los acontecimientos sociales y todas las expresiones culturales, debemos tener tono de sesudo ensayo, o narrativa trágica? Y claro, al final, ese ensayo también deberá verter siempre las conclusiones “correctas”, porque sino seremos perseguidos por la policía de la corrección política que puebla los medios de comunicación, el mundo editorial,  la academia, y ahora, hasta las charlas de café.
   Esta corrección política no es más que una mordaza que se aplica a la boca de todos por medio del chantaje emocional: “!Lástimas los sentimientos de tal o cual minoría, o de las mujeres!” (que no somos minoría, sino el 51% de la población mundial), nos dicen indignados los policías de la corrección política.
    La corrección política es sólo un mecanismo de control más, instrumentado por medio del chantaje emocional. Lo absurdo es hacerles caso.
    ¿A dónde vamos a llegar? ¿A censurar moralmente a El jorobado de Nuestra Señora de París para no ofender a los tullidos? Ya los estudios Disney empezaron censurando Bambi al que le arrebataron la escena por la que todos la recordamos y, hasta donde yo sé, no traumatizó a nadie, sólo nos conmovió. ¿Es eso lo que se quiere prevenir, que nos conmovamos con el dolor ajeno? A eso se le llama empatía. ¡¿Cómo se me ocurre, desalmada de mí, dejar marcado a un niño?!
    Así podríamos poner cientos de ejemplos, miles, en nuestros días.   
   Si por no ironizar o hablar descarnadamente, cambiaran las cosas, podríamos aceptarlo, pero para lo único que sirve la corrección política es para silenciarnos, peor, para lograr que nos autosilenciemos, no vaya a ser que ofendamos a alguien. Pero las criadas seguirán siendo explotadas, y seguirán buscando maneras para compensar su explotación; las interesadas seguirán haciendo de las suyas; los aprovechados y gorrones campantes y felices. Los ciegos saben que son ciegos, decirles invidentes no mejora su ceguera. Los ancianos no son adultos en plenitud o personas de la tercera edad, sino ancianos, ¿por qué tendrían que avergonzarse de la palabra que los define? Las mujeres seguimos teniendo peores salarios que los hombres; aunque digan ellas y ellos, nosotras y nosotros. Cuando oigo esa absurda duplicidad idiomática, me dan ganas de decirle: ¿cómo te atreves a tratarme con condescendencia?”.
    A la larga, lo único que hemos ganado es crear relaciones de condescendencia e hipocresía de dientes para afuera, pues de puertas adentro, todos seguimos hablando como nos da la gana y pensando de las cosas lo que las cosas son.
    En esta Cucaracha no hablamos ni con hipocresías ni con condescendencia,  y a las cosas se le llaman por su nombre y sino no se le llaman. Y pueden estar seguros de que JAMAS leerán aquí una frase que empiece con “con todo respeto” esa hipócrita frase con la que se empieza un ataque. No puedes “respetar” lo que te parece absurdo o lo que te encabrona o lo que me parece injusto, ¡faltaría más! “Con todo respeto, estás equivocado”, es un contrasentido, pues no puedo respetar lo que creo incorrecto. 

   Pero hay quienes infinitamente mejor que yo hablaron del tema: aquí una frase  del “Laberinto de la soledad” de Octavio Paz, en relación al “espíritu revolucionario” en Ortega y Gasset, uno de los últimos filósofos de la humanidad, cuando habla de la crítica en Estados Unidos:
   “…Pero esa crítica respeta la estructura de los sistemas y nunca desciende hasta las raíces. Recordé entonces aquella distinción que hacía Ortega y Gasset éntre los usos y los abusos, para definir lo que llamaba "espíritu revolucionario". El revolucionario es siempre radical, quiero decir, no anhela corregir los abusos, sino los usos mismos”.


* Película mexicana (1981)  
** Sinceramente; con valor
*** En México, frase de doble sentido
**** En México, dibujantes, caricaturistas


26 comentarios:

  1. EXCELLENTE LA CUCARACHA DE HOY ANA COMO SIEMPRE ES UN RETRATRO HABLADO DE NUESTRA ACTUALIDAD, NO SOLO DE MEXICO, SI NO, DE TODOS NUESTROS PAISES, ME GUSTO MUCHO LA MANERA COMO DESARMASTE CADA FRASE HECHA DE HOY DIA, DE COMO NOS HAN HECHO CREER QUE LAS COSAS HAN CAMBIADO Y NOS HEMOS DEJADO ENGAÑAR POR NUESTROS GOBERNANTES, Y POR NOSOTROS MISMOS CADA DETALLE DE ESTA CUCARACHA REFLEJA NUESTRA REALIDAD...ESTA MUY BUENA LA LECTURA MUCHAS FELICIDADES!!1

    ResponderEliminar
  2. Te agradezco muho, Ilkamaría. Me alegra que te haya gustado. Un saludo cucarachero

    ResponderEliminar
  3. TODO ACTO REVOLUCIONARIO PARTE DE UN PROFUNDO AMOR QUE SE TRADUCE EN BÚSQUEDA DE CONOCIMIENTO E INTERPRETACIÓN DE LA REALIDAD PARA TRANSFORMARLA. ME GUSTÓ ESTA CUCARACHA EN ESPECIAL. SALUDOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho, Fernando! Un saludo cucarachero

      Eliminar
  4. ¡Que tiempos aquellos Anita! Todos usamos el lenguaje soez para expresarnos hoy en día, pero antes la picardía se manifestaba de manera muy fina. El albur, como el de Chava Flores en sus canciones, o el mismo Oscar Chávez con sus parodias políticas, y ni hablar de genios como Rius o Gabriel Vargas con La Familia Burrón y comediantes como Los Polivoces. En ningún caso necesitaron expresar malas palabras para hacernos reir a carcajadas. Ahora, si no dicen malas palabras, no hacen reir, según la gente. Se ha perdido la creatividad en el mundo de la risa...

    ResponderEliminar
  5. ASÍ ES. ES MUY CHABACANA LA COMICIDAD, DE CASI TODOS LOS COMICOS. PERO LO PEOR PARA MÍ, ES LA AUTOCENSURA E CUANTO A NO HERIR LA SUSCEPTIBILIDAD, AHORA FINÍSIMA, DE LA GENTE. SALUDOS CUCARACHEROS

    ResponderEliminar
  6. Muy cierto todo lo que escribes Ana, mis sinceras felicitaciones es un gusto siempre poder leer tu blog.
    Disculpa mi ignorancia pero que significa -taquizas- es la primera vez que escucho esa palabra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Gina!! Taquiza es cuando nos juntamos a comer tacos, que en México son tortillas de maiz con aluna cosa dentro, como carne, por ejemplo

      Eliminar
    2. Ah ok proviene del taco si los probé por cierto son riquísimos , no hay duda de que todos los días aprendemos algo nuevo. Gracias Ana que tengas una linda semana!

      Eliminar
  7. Hoy me haces pensar de manera mas detallada que contestarte, pues el tema que abordas no es ligero ni superficial, ¡es la realidad que vivimos¡ Y que no queremos ver, es la falta de capacidad de apreciar nuestro entorno por conformismo, por miedo a enfrentar el cambio a las comodidades concedidas por los que deben servirnos y no sabemos exigirles, por ser ignorantes convencidos, por el desinterés a lo que es mejor por que cuesta trabajo, por la flojera de ESTUDIAR para ser mejores informados. Hoy te agradezco esta informacion por que quiero ser mejor ciudadano y servir de algo a mi comunidad. Ora stoy mas leido he injormado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Benito! Me alegro mucho de que te haya servido esta comunicación y estas ideas sobre el puntilloso tema de la "corrección política" que tanto daño creo que ons está haciendo e ntodo el mundo. Te deseo lo mejor

      Eliminar
  8. Hola Ana,
    Tengo poca capacidad de síntesis y por eso el twitter no es mi fuerte. Tu artículo es excelente y salvando las distancias también podrían aplicarse tus conclusiones al gobierno argentino, el cual se jacta de llevar la bandera de los DDHH. Así ya no es : trata de blancas, sino trata de personas, custión carente de relevancia cuando es el gobierno democrático durante el cual están desapareciendo la mayor cantidad de mujeres jóvenes. No hay chicos con síndrome de down sino con capacidades diferentes, sin embargo muchos son rechazados de las O.S. Tampoco se enseña a la sociedad a defender sus DDHH de quien realmente los viola, un homosexual denuncia al INADI a un conductor radial por llamarlos "putos" cuando por hacer incapié en esta expresión no notó que en realidad estaba defendiendo su derecho a la adopción, y así podríamos seguir.
    Sólo me queda felicitarte como escritora y admirarte como actriz aunque por el momento ya no te dediques a ello.
    Saludos,
    Cynthia D.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucahs gracias, Cynthia! Tienes toda la razón, los gobiernos son los primeros promotores de la corrección política. Te madno un saludo hasta Argentina y espero que muy pronto se normalice el grave problema de las tormentas

      Eliminar
    2. Muchísimas gracias Ana, hay gente que lo ha perdido todo. Un señor de sesenta y tantos años que luchaba activamente en su barrio, desde hace tiempo, para que los políticos se dignaran a realizar los arreglos y construcciones necesarios para evitar nuevas inundaciones,tuvo un infarto cuando vio que su casa era tapada por el agua. La hija llamó a la ambulancia, la cual nunca llegó y en consecuencia su padre murió. Era desgarrador escuchar a la chica hablando por radio cuando el cuerpo de su padre aún estaba a su lado. Ahora los políticos se "pasan la pelota" a ver quién tuvo la culpa, si era responsabilidad del Gobierno de la Ciudad o del Gobierno Nacional, el cual se sigue jactando de levar la bandera de los Derechos Humanos. Mientras tanto la propia población se ha organizado con ayuda de los medios para realizar colectas y llevarlas a los lugares de desastre. En tanto los políticos siguen hablando NO TIENEN VERGüENZA.
      Mil disculpas por mis exabruptos, pero estoy indignada.
      Saludos,
      Cynthia

      Eliminar
  9. Hola Ana!

    Qué sorpresa ver que tienes un blog :) No puedo creer que te esté escribiendo, jajajaja, yo te vi en la telenovela Isabella, la cual empecé a ver hace unos años porque me encanta todo lo que es Lima antigua y me llamó mucho la atención tu personaje de Claire Riveau, bastante fuera de serie (aunque no me gustó el final que le dieron :( ).

    En esencia estoy deacuerdo con tu escrito, la corrección política es un auténtico espanto. Y ya que estamos en ello, a mi me parece más bella la cultura europea, en cambio casi nada de lo típico latinoamericano me gusta, me desagrada profundamente, aunque claro ahora no está de moda gustar de la cultura occidental (la del pasado).

    Yo a veces he usado la frase "con todo respeto", jajaja, creo que es algo más inconsciente que otra cosa.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Claudia, muchas gracias por tus comentarios. Ahora sí que en gustos se rompen géneros. Lo que a mí me interesa y me resulta apasionante es conocer expresoines de cada cultura.
      Te mando un saludo cucarachero

      Eliminar
  10. Así parece que en nuestra sociedad actual en vez de tener libertad de expresión hay una limitación de la misma hasta el absurdo.

    Si son los políticos los que enmarañan esta libertad con falsos moralismos, es posible, la confusión del pueblo para los intereses propios es bastante habitual.

    Pero partiendo de la crisis económica de España y de otros países de la CEE, comparándola con la superación de Islandia, temo que nos hemos convertido en una sociedad bastante borreguil (hablo refiriéndome a Andalucía principalmente y quizás por extensión a España), donde sólo nos interesa conservar nuestra pequeña parcela e intentando que la injusticia fuera de ella nos roce lo menos posible. La lucha es para otros, y si este es el pensamiento imperante, tanta desunión y tanto dejar en manos de los políticos nos lleva a donde estamos hoy.

    Miedo también me da que los que sí luchen lo hagan porque no tienen nada y quieran sacar sus rentabilidades.

    Por cierto me incluyo en esa sociedad borreguil, aunque de vez en cuando tomo conciencia e intento romper una pequeña flecha que no lanza.

    Muchos saludos

    ResponderEliminar
  11. Talmente de acuerdo con tu entrada Ana. Se empieza de a poquito, quejándose tímidamente de que, huy, en esa portada de disco se ve un poco de más de chicha de la que recomienda la moral y se acaba pegando la vergonzante etiqueta del Parental Advisory en los discos... Y perdona que recurra a mi parcela rockera.
    Por cierto, a reyes de la doble moral y la hipocreía, a los católicos no hay quien les gane.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son divertidísimos, Alx, los ejemplos que me han dado en el tono de la entrega sober la corrección política. Pod´ríamos hace un blog no´mas para reirnos.
      Doble moral cristiana; cuantos son exacatmente lo contrario a lo que promulgan.
      Saludos, ah, estoy terminando Tormento, !qué gloria!

      Eliminar
  12. Qué delicia esos personajes con pasiones tan inocentes (a nuestros ojos del siglo XXI) y tan eternas a la vez, ¿verdad? No han perdido ni un ápice de vigencia. Mágica sin duda la pluma de Galdós... ¡¡Qué buen Nobel hubiera sido D. Benito!!
    Y en cuanto a ese blog, cuéntame... Si quieres echarle un vistazo al mío: www.rocktelegram.blogspot.com ¡¡Mucho Rock and Roll jejeje!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tormento tormento es un. Compendio de personajes deliciosos. Lo terminé hace días y lo echo de menos. Me gustó mucho el formato de tu blog, lastima que nosoybdemasiado rockero. Saludos cucaracheros

      Eliminar
  13. "...A la larga, lo único que hemos ganado es crear relaciones de condescendencia e hipocresía de dientes para afuera, pues de puertas adentro, todos seguimos hablando como nos da la gana y pensando de las cosas lo que las cosas son.
    En esta Cucaracha no hablamos ni con hipocresías ni con condescendencia, y a las cosas se le llaman por su nombre y sino no se le llaman..." QQUE BUEEENAAAAA!!!! Honestamente, porfalta de tiempo en estos días (y además los posts están grandecitos) no leí tu Blog... pero la verdad que la narrativa es tan ágil que se hace muy placentero de leer.

    Buenas todas las comparaciones hechas (me acabo de enterar de lo de Bambi) y muy precisas. A esperar un nuevo post. ¿Qué dias salen?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ainize. Pues sí, ya no lloramos a la mamá de Bambi. Un saludo muy cucarachero

      Eliminar
  14. POR FIN !! POR FIN LO LOGRE !! LOGRE ENTRAR A TU BLOG ANA GARACIAS , FELICIDADES, MUCHOS ABRASOS Y MUCHOS BESOS, POR AQUI NOS VEMOS

    ResponderEliminar