domingo, 21 de abril de 2013

INCÓMODAS VERDADES SOBRE LA INDUSTRIA EDITORIAL Y EL CROWDFUNDING: LA FORMA MODERNA PARA PUBLICAR "NACEMOS MUERTOS"


INCÓMODAS VERDADES SOBRE LA INDUSTRIA EDITORIA Y 
EL CROWDFUNDING: LA FORMA MODERNA PARA PUBLICAR "NACEMOS MUERTOS"


  El Cerro del Borrego cobija a la ciudad de Orizaba, la refresca con su sombra y su viento verde de montaña agreste.
   Catalina de Erauso (1592- 1650), la Monja Alferez, vigila con celo el Archivo Municipal de Orizaba, vestido en estos días de feria para los libro.
   Mientras tanto, en el Parque López, la gente acude a ver quién va a platicar esta tarde sobre su libro o qué grupo de música va a tocar.
   Sí, así de distendidos y alegres vivimos la tercera Feria del libro de Orizaba los que tuvimos la suerte de ser invitados o acudir como asistentes, estos pasados días de abril.
    La presencia en bronce de la increíble Monja Alferez, no me parece casual en el precioso Archivo Municipal de Orizaba. El espíritu rebelde de esta mujer, soldado, monja y comerciante del siglo XVII, que luchó en cientos de batallas en España, Chile y Perú disfrazada de hombre, para terminar migrando a la Nueva España, asentándose en la ciudad de Orizaba y trabajando como transportista de mercancías entre la ciudad de México y Veracruz, se deja sentir entre niños y adolescentes que pasean o corren libres y felices por el patio del Archivo Municipal entre libros de todas las editoriales.
     Ver la fuente en el centro del patio del Archivo Municipal nos pone a silbar quedito:  "…allá en la fuente…" que decía Cri-crí en "El chorrito", que tenía calor y por eso estaba de mal humor, y en la cual nos da, además, senda cátedra de meteorología; en serio, pero si no me creen, óiganla:    
      

    Los ríos  Blanco e Ixtaczoquitlán,  inspiraron a los nahualt para bautizar como Ahuilizapan, "Lugar de aguas alegres", a Orizaba, la ciudad natal de Francisco Gabilondo Soler, Cri-Crí (1907-1990) quien le cantó a todo lo cotidiano y hasta a lo más misterioso. ¿Acaso  "La canción de las brujas" no hará referencia a la tradición veracruzana de brujas y brujos, por ejemplo, en San Andrés, bien cerquita de Orizaba? Yo creo que sí.
   Cri-crí también le cantó al sufrimiento de la muñeca fea, consolada por el ratón; a la vejez de las abuelas; a los muñecos que mucho antes que Pixar soñara con inventar Toy Story, Gabilondo Soler ya los había hecho cobrar vida y bailar en la noche mientras todos duermen; y al señor Tlacuache, El ropavejero, con su melancólica tonada que nos recuerda a Joaquín Pardavé en la película del mismo nombre. http://www.youtube.com/watch?v=72yALOOZpJE
     El BBVA, que donó el busto de la Monja Alferez, debería preocuparse de que entre muñecos que cobran vida y brujas que pululan en la zona, Catalina de Erauso se despierte y se ponga a quemar una o dos de sus sucursales, por aquello de los abusos bancarios.
   Lo mejor de la feria, al menos para mí, fue la gente que asistió a la presentación de  "Los hijos del tiempo", mi novela, y de "Charlie Marlow y la rata gigante de Sumatra", la novela sherlokiana de Alberto López Aroca. 
     Como es habitual en las presentaciones, hablamos de las obras, pero muy pronto, pasamos a la ronda de preguntas y ahí es donde se puso realmente bueno. A diferencia de otros eventos literarios, en éste, se sintió desde el primer momento que la gente había tomado como suyo el espacio. El hecho mismo de que se hiciera en medio de un parque, al aire libre, sólo protegidos por una lona por aquello de las lluvias, que en efecto llegaron, le imprimió el cariz popular que propició una comunicación entre todos realmente desenfadada y sincera. Enseguida se pasó por alto la división entre el escenario y el auditorio, y hablamos de todo, desde literatura, hasta política y también sobre el proyecto de edición de mi nueva novela "Nacemos muertos" mediante un crowdfunding, del que ahorita les platicaré.     
   Para cerrar, en la última intervención me preguntaron qué opinaba sobre la vuelta del PRI, y a mí sólo me salió del alma un: "Me da mucha tristeza", tras lo cual se desencadenó un tremendo aplauso que fue como un abrazo colectivo, socarrón y encabronado al mismo tiempo, por lo que para mí fue un cierre con broche de oro, pues a todos nos dio un ataque de risa y euforia que nos hermanó de la manera más divertida.
   Pero el tiempo se nos había ido como agua entre los dedos, así que les prometí que explicaría con detenimeinto en esta Cucaracha, los detalles del crowdfunding con el que voy a publicar mi nueva novela « Nacemos muertos » y las razones para no publicarla mediante una editorial, como mis otras dos novelas.


     Lástima que crowdfunding no tenga una buena traducción al español, aunque se podría traducir por « financiación colectiva ».
   El crowdfunding viene a rescatar la tradición decimonónica de la "suscripción": método de financiación para imprimir periódicos y obras literiarias mediante la recaudación de dinero entre amigos y lectores del escritor y editor.     
   Ahora la suscripción simplemente se hace por internet, y no se limita a los amigos cercanos, sino a todo el mundo con el que tienes contacto por la redes sociales.
   Crowdfunding es el nombre que se da a la preventa de una obra literaria, cinematográfica o de cualqueir índole, para financiar, en este caso, la impresión y distribución de un libro: "NACEMOS MUERTOS".
   Esta novela la escribí desde las tripas y el corazón, y por esto no quiero que ninguna editorial, distribuidora o librería la controle. Es una historia demasiado personal, demasiado importante para mí, pues habla de la violencia que estamos viviendo en México, y no quiero que la maneje nadie que no sea yo mera. Es una novela negra con estructura de thriller, y por su misma fuerza, no puede salir al mundo de otra manera que mediante un método de financiación colectivo: el crowdfunding. He tenido buena relación con las editoriales, y sobre todo con Suma de Letras, que me edita « "Los hijos del Tiempo", pero  "Nacemos muertos" es para algo mucho más moderno, interactuvo y revolucionario: el crowdfunding.
   El crowdfunding, se realiza en una plataforma de internet, una página registrada, que hace las veces de puente de pago. Por medio de esta plataforma, yo prevendo a los lectores mi libro y algunas sorpresas más, como por ejemplo, la más importante de todas, la reproducción de una lámina original para Nacemos Muertos, de Eduardo del Río, Rius, quien aceptó con su gran generosidad subirse a este carro de financiación colectiva.
   La novela se publicará sólo si la gente la apoya. Durante 55 días, mediante la plataforma latinoamericana, con sede en México, http://idea.me/, mi proyecto buscará recaudar 5,000 dólares, con los cuales yo podré imprimir mi novela y distribuirla por correo a cada uno de los mecenas, que así se les llama a los que apoyan el proyecto. A aquelos que quieran comprarla después del crowdfunding, la venderé un poco más cara de los 16 dólares que pediré durante los 55 días de financiación, claro.
   Por medio del método de crowdfunding se financian miles de proyectos en EU y Europa. En el 2012 los crowdfundings llegaron a mover ¡2,700 millones de dólares!
  Para los autores, este método de financiación representa un filón de libertad absolutamente brillante y novedoso. Las editoriales, cada vez más anquilosadas, más anticuadas, incapaces, generalmente, de apostar por ideas innovadoras y mejores precios, pueden estar llegando a su fin, al menos tal como las conocemos.
    ¿Quién no está harto de ver siempre los mismos títulos en las librerías, (caso vergonzoso por apabullante son las dichosas Sombras de Grey, ¿o era de Güey ?), junto a cientos de títulos que no duran ni quince días en la mesa de novedades? Los títulos "no bestseller", llamémosles así, no tienen tiempo de vida ni siquiera para ir haciendo crecer el  boca a boca , pues en nada de tiempo, ya no hay manera de encontrarlo. Con estos "no bestsellers", las editoriales tienen los títulos necesarios para ocupar muchos metros cuadrados en las librerías, aunque sólo le apuestan realmente a un porcentaje muy limitados de sus obras, las bestsellers, mientras las otras serán reemplazadas por unas nuevecitas de la misma editorial. !Tan bestial es esta práctica, que sólo en España en el 2012 se publicaron 69,788 títulos! 
    ¿Pero cómo puede darse este fenómeno editorial? En gran medida porque muchos autores, dan su trabajo a las editoriales sin cobrar anticipo, que es el único dinero que muchas veces vemos los autores. Sí, como lo oyen, algunos escritores, dan sus obras a las editoriales a cuenta de beneficios futuros que nunca llegan, al menos en la mayoría de los casos. Los autores cobramos, por regla general, entre el 8 y el 10% del precio de portada. Antes, un escritor siempre cobraba adelanto, pues nadie entrega algo por nada a un comerciante, como es la editorial; ahora sí. Curioso asunto, ¿verdad ? Si hay quien regale su trabajo, las editoriales los contratarán a ellos y no a quien exige, como es justo, el adelanto de toda la vida, y así, pagando sólo el costo de impresión, es como pueden llenar de títulos efímeros las librerías. A muchos les molestará el comentario, (especialmente, a quienes se tengan que poner el saco), pero no podrán negar su validez.
   Además, los precios desorbitantes son ya un freno definitivo para la venta de libros. Así es, y quien diga que podemos quitarnos varios cafés o cervezas a la semana para comprar un libro, son unos sinvergüenzas. Ni madres que voy a dejar de beber unas cervezas con los cuates, no más faltaba. Luego lloran de que la gente baje gratis los libros que se escanean en internet. Lo ha propiciado, por un lado, la tecnología que no podemos (ni debemos) parar y por otra, el precio de los libros. Muchos colegas pondrán el grito en el cielo porque no ataco a la mal llamada piratería, mal llamada porque nadie paga por descargar el libro; la gente lo sube sólo por pura generosidad, para compartir con los demás aquello que le gustó, y no cobra nada. A eso no se le puede llamar piratería.
   Así que, o la industria editorial se pone las pilas, o todos, autores y lectores, iremos poco a poco buscándonos la vida, cosa que ya está sucediendo. Aunque como a las editoriales no se les va ninguna posibilidad de hacer negocio, muy pronto los veremos haciendo crowdfundings. Bueno, sé de algunas que ya lo están haciendo, aunque este método debería ser exclusivo para quienes sólo podemos financiarnos con el concurso de gente interesada en nuestro trabajo que se decide a apoyar la publicación precomprándola.
   Si bien los lectores tienen que esperar unas semanas para que les llegue el libro, sé, por haber participado en varios, que recibir en tu casa algo que gracias a tu apoyo existe, que tu colaboración e interés ha hecho posible, firmado por el autor de forma personalizada, y quizá hasta con gadgets extra que has pedido, se convierte en un fenómeno extraordinario de estos tiempos que corren, en los cuales las distancias y las ideas se hacen cada vez más cercanas. Hace unos meses recibí, justamente, «Charlie Marlow y la rata gigante de Sumatra» de Alberto lópez Aroca. http://albertolopezaroca.blogspot.com.es/2013/02/charlie-marlow-y-la-rata-gigante-de.html
   Una ventaja para mí, además, es trascender fronteras. Cuántas veces me preguntan de otros países cómo conseguir mi novela; ahora yo misma podré enviarla a cualquier lugar del mundo.
    Saldrán muchos a clamar por el libro electrónico y yo les digo: vamos a ver, ¿puedo yo cobrarle 15 dólares a nadie por un archivo de computadora? De veras que no. Me niego. Me dirán que si no valoro mi trabajo plasmado en el libro electrónico. Sí, claro que lo valoro, pero no le voy a cobrar a nadie 15 dólares por un archivo virtual. Yo hago libros y ofrezco libros en papel, el libro de toda la vida. Si a alguien le gusta tanto que se toma el trabajal de escanearlo y subirlo a la red, pues qué le voy a hacer. Pero yo, lo que prevenderé en el crowdfunding es un libro, libro de papel y tinta, con portada y contraportada y hasta con solapas.
   J.K. Rowling, que todo lo sabe, ya ha prescindido de las editoriales para vender sus ebooks y lanzó un sitio propio. http://www.pottermore.com/es
    Además, no nos engañemos, como esta Cucaracha es bien discreta, contestemos con honestidad: ¿quién ha comprado jamás un ebook? Yo no conozco a nadie. En el momento en el que se vende uno, ese uno lo cuelga en internet, y adios para siempre adios las ventas de ese título como ebook. http://www.lectoreselectronicos.com/showthread.php?10960-En-Espa%25F1a-no-se-vende-ni-un-libro-electr%25F3nico-por-cada-eReader
   Como afortunadamente tengo la costumbre de dudar de todo y no creer casi nada hasta confirmalo, me puse a investigar las cifras de ventas de los ebook,  y ¿qué creen que encontré? !!Pues que amazon dice que vende más ebooks que libros de pasta dura, pero NUNCA ha mostrado sus cifras de venta!! http://quincenadelibros.com.mx/notas/los-editores-dudan-de-las-cifras-de-venta-de-ebooks/
   Los ebooks, amazon los regala, no los vende. Y si no me creeen, entren y vean la cantidad de títulos con precio 0 y miles de ebooks como regalo con la compra de un libro en papel. Lo que sí parece ser un negocio redondo son las tablets para leer en forma digital.http://es.engadget.com/2011/12/15/amazon-desvela-las-cifras-de-venta-del-kindle-un-millon-de-unid/
     Aunque prefiero el libro, puedo leer en computadora y no tengo tablet. Pero al final lo que me importa es leer lo que quiero y confieso que si el libro que busco es  demasiado caro o no lo tienen en la librería de primera o segunda mano (donde suelo comprar mis libros últimamente), lo busco en internet y lo bajo gratis. !Sí… ! Y que alguien tire la primera piedra… Todos lo hacemos y decir lo contrario es contradecir las inmensas cifras de la mal llamada piratería, 25.234.318 libros ¡sólo en España!, según uno de los informes. http://scriptaverba.wordpress.com/2013/01/20/pirateria-libros-correveidiles-e-irresponsables/
       Y si hay tanta piratería es porque el ebook no se compra, lógicamente.
   Una cosa les digo a aquellos amigos que lloran lágrimas de sangre por los millones perdidos a causa de la mal llamada piratería: la gente que se descargó un libro por internet gratis, no iba a comprarlo. Quien quiere el libro, va y lo compra, si puede; si no puede, no lo compra. Debemos darnos con un canto en los dientes, de que al menos la gente quiera descargalo y leerlo. Yo prefiero que me lean, a que no me lean. Claro que quiero cobrar por mi trabajo, pero después de lo que hemos analizado antes, es obvio que no será por el incosistente medio del ebook por donde voy a cobrar.
    Inicio un crowdfunding para imprimir mi novela "Nacemos muertos" en papel porque casi todos preferimos leer un libro que sostenemos entre las manos, y porque quiero, a pesar del trabajo que implica para mí, hacer todo el proceso de impresión y distibución yo misma, a mi modo, decidiendo desde la portada, la maqueta interior, y el tiraje, y sí, ganando no el 8 o 10% que me da una editorial, por regla general, sino el 65%. Que venderé menos, sí, es lo más probable, pero al fianl la ganancia no se la quedarán editoriales, distribuidores y libreros, sino mi impresor, el correo y yo.
   Esto no quiere decir que no vuelva a publicar con editoriales, pero no esta novela que tanto me importa y que quiero entregar de mi mano a la mano de mis lectores, gracias a que ellos la harán posible y no un consorcio editorial.
    ¡Me encanta la idea del crowdfunding, no lo puedo remediar!




6 comentarios:

  1. Yo también sigo siendo fiel al libro de papel, no lo puedo evitar, aunque a mi alrededor cada vez haya más ebooks.

    Debo reconocer también que ante esta crisis me estoy inclinando cada vez más hacia los libros de segunda mano, donde a veces encuentro joyas como una edición de "Bodas de sangre" de Federico García Lorca de 1968 por un euro (mi gran ganga), un didáctico "Cómo funcionan los fármacos" por seis euros, y un libro que aún no se si calificarlo como documental, subversivo o partidista "La estrategia USA en centroamérica" por dos euros.

    Aunque mi respeto por la cultura nació tardiamente, lo que más me duele es que mi gobierno aplique un IVA tan elevado a los CDs musicales, DVDs de películas y otras manifestaciones culturales, el libro se va salvando en este aspecto por ahora.

    Estoy interesada en colaborar en tu próximo libro, cuando de con la tecla de cómo ahí estaré.

    ¡Caray! Encuentro tu blog interesante, pero ¡Qué fobia tengo a ese bichito con el que ilustras y das nombre a tu blog!

    Muchos saludos a todos y buen domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pobres de nosotras las cucarachas, tan inofensivas!! Un abrazo. KIki

      Eliminar
    2. Kili, te pido, por favor, si puedes escribirme a
      nacemosmuertos@gmail.com
      para preguntarte una cosa sobre el crowdfunding.
      Muchas gracias

      Eliminar
  2. He tratado de leer un libro en la tableta (prestada jajaja), en la computadora y en el teléfono, pero nada comparado a andar cargando el libro con la posibilidad de subrayar y realizar apuntes al costado
    También estoy interesada en “Nacemos Muertos” y claro que me gustaría recibirlo en la puerta de mi casa, además así también rescatamos a correos, que por el internet se está perdiendo la emoción de recibir una carta con sus postales… saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me dará mucha alegría mandárselo !! Muchos saludos

      Eliminar
  3. Consiguete una cuenta de adfly quizás ansina podrás agarrar algo de las ganancias por la descarga de libros, es por eso que mucha gente cuelga cosas en internet.

    ResponderEliminar